Dietas Nutrición

Dieta alta en hidratos de carbono, moderada en proteína y sin grasa

La dieta clásica

Esta es otra dieta muy popular entre la población no culturista y muy recomendada por nutricionistas y médicos ajenos al entorno del fitness y del culturismo.

Sobre el papel está dieta parece perfecta, puesto que en ella se erradican los alimentos grasos, se moderan los proteicos, ya que algunos suelen incluir un elevado aporte calórico (como carnes y huevos) y se consumen con mayor libertad los alimentos que proporcionan hidratos de carbono que además de constituir el aporte perfecto de energía (glucosa) también garantizan un alto contenido de fibra, vitaminas, minerales, antioxidantes y fitonutrientes, puesto que son de origen vegetal.

Ventajas de la dieta

En esta dieta con alta presencia de hidratos de carbono, la energía no falta, así como tampoco suficiente fibra, vitaminas y minerales, por tanto es esencialmente saludable.

Inconvenientes de la dieta

Sus indiscutibles efectos saludables son a largo plazo algo más discutibles, puesto que estudios recientes ponen de manifiesto que los altos niveles de glucosa (hidratos de carbono una vez digeridos) producen masivas cantidades de insulina, una hormona asociada con la adiposidad, el sobrepeso, los problemas cardiacos y la diabetes.

Conclusiones

Entre la población general nada más eliminar los alimentos grasos de su dieta, se produce una caída en la ingestión calórica y eso pone en marcha el mecanismo de eliminación de grasa.

La gente se siente con energía y con mucho apetito, pero no pasará mucho tiempo antes de que esos efectos se pierdan, porque la abundancia de glucosa va pareja con una elevada producción de insulina, que a su vez bloqueará la degradación de la grasa y favorecerá su formación.

Además, la baja presencia de proteínas es desaconsejable para los culturistas para mantener y acrecentar su masa muscular.

Deja tu Comentario