Alimentos Nutrición

Leche desnatada como pre-entreno

Leche preentrenamiento

La leche desnatada es uno de los mejores alimentos completos de pre-entrenamiento para construir músculo.

Los culturistas tienen dos posturas distintas acerca de la leche…

Algunos aseguran que es uno de los mejores alimentos para crecer.

Otros se quejan de que te tapa y a veces hace que la piel se vuelva demasiado gruesa. El segundo efecto es difícil de probar, pero es cierto que muchos culturistas profesionales han hecho esta queja durante muchos años. Por otro lado, el primer resultado es demostrablemente cierto.

El interés de la leche como pre-entrenamiento

Todo el propósito de la leche de los mamíferos es aportar el sostenimiento e impulsar el crecimiento del recién nacido.

La leche se produce con grasa para proporcionar todos los macronutrientes –carbohidratos, proteína y grasa– pero la leche desnatada es perfecta para los culturistas que buscan un alimento bajo en calorías que apoye las sesiones de entrenamiento.

Virtualmente única entre los alimentos integrales, la leche desnatada presenta un ratio casi ideal de 3-2 de carbohidratos a proteína. Cada onza de leche (28g) contiene 1 gramo de proteína y 1,5 de hidratos de carbono en forma de lactosa de digestión rápida.

La leche también es muy asequible. Cuando estáis con un presupuesto apretado buscando una fuente de proteína de calidad para antes de entrenar, considerad consumir leche desnatada.

Unos 900 centilitros aportan 33 gramos de proteína, 48g de hidratos de carbono y 333 calorías.

La leche semi-grasa o la leche entera son menos efectivas cuando se consumen cerca de la sesión, porque la grasa disminuye el ritmo de absorción de la proteína y de los hidratos de carbono.

Sin embargo, en otros momentos del día, esos tipos de leche pueden ser beneficiosos para ralentizar la absorción de la proteína, como por la noche.

No obstante en ningún caso te recomendamos tomar leche entera, como mucho semi-desnatada.

Aunque el contenido de hidratos de carbono está un poco alto, la leche semi-desnatada es una elección decente para antes de dormir, cuando buscáis que los aminoácidos se absorban más lentamente.

Texto original de Muscleshow Magazine.

Deja tu Comentario