Alimentos Nutrición

Leche orgánica ¿Superior a la convencional?

Leche orgánica

Todo lo orgánico está de moda, pero no todo lo que se anuncia como tal lo es, sin embargo, si os es posible inclinaos por la leche orgánica.

Lo orgánico es la moda de estos días, pero en muchas ocasiones elegir la versión orgánica en vuestra tienda o hipermercado no es necesariamente mejor (por el ejemplo el pescado orgánico) porque muchos productos todavía no han sido regulados estrictamente.

Los alimentos que podéis comprar orgánicos incluyen las manzanas, las peras, el brócoli y la leche.

La investigación de Newcastle (Inglaterra) muestra que el clima afecta a la leche de vaca.

La leche recolectada durante el suave y húmedo verano de Inglaterra tiene significativamente más contenido en grasa saturada, y mucho menos ácidos grasos esenciales beneficiosos, que cuando se recolecta en veranos más ‘normales’ y fríos.

Sin embargo, en cualquier caso la leche orgánica mostró mayores niveles de los beneficiosos ácidos grasos esenciales, comparada con la leche corriente, con independencia del tiempo o las condiciones climáticas a las que el ganado hubiese estado expuesto.

La leche orgánica presenta entre 30-50% menos contenido de grasa saturada (la dañina) y mayores concentraciones de CLA y de ácidos grasos omega 3.

Varios estudios han puesto de manifiesto que el ácido linoléico conjugado (CLA) cuando se consume en cantidades no inferiores a tres gramos al día, favorece la reducción de la grasa corporal y potencia el crecimiento muscular.

Por su parte los ácidos grasos omega 3 protegen contra las enfermedades coronarias, además de mejorar la sensibilidad a la insulina (una hormona anabólica), lo que favorece el mejor uso de los carbohidratos y su menor posibilidad de transformarse en tejido adiposo, además de propiciar un mejor transporte de aminoácidos a las células musculares.

Este tipo de leche es definitivamente de mejor calidad y desde luego vale la pena pagar su precio superior si podéis abordarlo.

Deja tu Comentario