Como aliviar el Síndrome de Piernas Inquietas

0
384
Síndrome de piernas inquietas

Después de un día de trabajo, nada mejor que una buena noche de sueño.  ¿Pero que pasa sí antes de acostarse las piernas empiezan a picar? ¿O tener contracciones involuntarias en los músculos?

Pasar la noche sin poder pegar los ojos puede ser síntoma de síndrome de  las piernas inquietas (SPI).

Este problema afecta a alrededor del 11% de la población y es más común en las mujeres. El síndrome es una enfermedad que causa sensaciones extrañas en las piernas, y por lo general ocurre cuando la persona se acuesta a dormir.

Se trata de un trastorno del sistema nervioso que causa cambios en la sensibilidad e inquietud motora involuntaria de las piernas (pudiéndose sentir en los brazos, en los casos más graves).

Algunas personas confunden el nombre con ciertos movimientos rítmicos repetitivos de las piernas, que aparecen cuando se está distraído o tenso, pero no tienen nada que ver con el síndrome.

Con frecuencia, se desconoce la causa. En algunos casos, el síndrome parece ser transmitido por herencia familiar. En otros, la condición puede estar vinculada a otros problemas médicos tales como la anemia por deficiencia de hierro, en los que hay muy poco hierro en la sangre. Otras condiciones que aumentan el riesgo de SPI incluyen insuficiencia renal, la diabetes y el embarazo.

Síntomas del síndrome de piernas inquietas

Los síntomas son muy incómodos. Estos incluyen sensación de picazón, dolor, hormigueo, escalofríos, apuñalando y la necesidad de mover las piernas. La intensidad puede variar, y son más frecuentes en la noche, lo que impide a la persona de dormir o tener un sueño tranquilo.

La consecuencia de ello son las noches en vela, que hacen que una persona pase el día cansado, soñoliento, reacio y enojado. La causa es aún desconocida, pero algunos expertos creen que el síndrome puede estar relacionado con la absorción de hierro anormal del cerebro. Peor aún, no existe una cura, sólo medicamentos para aliviar los síntomas.

Como solucionar el síndrome de piernas inquietas

Antes de buscar remedios fuertes, con numerosos efectos secundarios, ¿qué tal optar por productos hechos en casa? Puedes aliviar el problema con los consejos que aparecen a continuación. Probablemente te ayudarán a reducir los síntomas para que puedas volver a tener sus horas de sueño bien aprovechadas.

  1. Moja las piernas con agua caliente directamente en la ducha antes de ir a la cama. Frota bien con una esponja, seque y suba a la cama.
  1. Haz ejercicios de sentadilla antes de acostarse. Puedes tratar de hacer 30 repeticiones con cada pierna, alternando de una a otra. Además de aliviar los síntomas, esta actividad te dejara los muslos más tonificados.
  2. Prueba los remedios homeopáticos para las piernas inquietas. Son baratos y sin efectos secundarios, estas pequeñas píldoras no causan adicción y pueden ayudar a aliviar los síntomas. Sin embargo, consulta a tu médico antes.
  1. Utiliza cremas o ungüentos con mentol. Frota una generosa cantidad de producto en las piernas antes de ir a la cama. El alivio es inmediato y la dejara dormir pronto. La única desventaja de este método es que el mentol tiene un olor fuerte, que puede molestar, y en algunos casos tener alguna leve reacción alérgica.

Si los síntomas persisten consulta a un médico. Él será capaz de adaptar el tratamiento para ti. Y recuerda: el consumo de cafeína, el alcohol y los cigarrillos no son recomendados en lo absoluto ya que pueden acentuar el problema.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.