La dieta alta en proteínas y baja en hidratos de carbono

0
766
Dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos

Esta es una de las dietas más populares para reducir los niveles de grasa, sobre todo entre los culturistas.

Esta dieta consiste en aumentar el consumo de alimentos proteínicos, al tiempo que se reduce el de hidratos de carbono.

Ventajas de la dieta alta en proteínas

Al reducir los alimentos que proporcionan los hidratos de carbono, que constituyen la fuente primordial de energía del cuerpo, éste se ve obligado a recurrir a una fuente alternativa de combustible energético: las reservas de grasa.

Por otro lado, al reducir el consumo de hidratos de carbono la circulación de glucosa disminuye y con ella descienden los niveles de insulina, una hormona que genera la creación de tejido adiposo además de impedir en su presencia la degradación de los ácidos grasos.

Otra ventaja es que al elevar la presencia de protidos se preserva la masa muscular, puesto que el cuerpo dispone de abundantes aminoácidos para garantizar el mantenimiento de la musculatura.

Inconvenientes de la dieta alta en proteínas

Al reducir la presencia de hidratos de carbono en la dieta los niveles de energía suelen decaer, puesto que las alternativas a la glucosa son menos eficientes como combustible muscular.

Otra desventaja es que puesto que los alimentos ricos en hidratos de carbono son principalmente vegetales, con su reducción también se restringe la ingestión de fibra, vitaminas y minerales, así como otros nutrientes importantes.

Conclusiones

Esta dieta suele dar muy buenos resultados y además lo hace incluso a largo plazo.

Sin embargo, para muchos es algo difícil mantenerla por largos espacios de tiempo, porque sufren bajones de energía y a la larga la falta de hidratos de carbono desacelera el metabolismo, pero eso puede evitarse manteniendo un mínimo consumo de hidratos de carbono.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.