Inicio Dietas Dieta paleolítica para perder peso

Dieta paleolítica para perder peso

-

Veremos un ejemplo de paleodieta para perder peso y mantener vuestra masa muscular casi intacta (no os engañaremos, cuando se pierde peso, también ser pierde masa muscular).

Nos basaremos en los preceptos de la paleodieta para estructurar y diseñar este modelo alimenticio, puesto que nos parece interesante tener dietas de todos los tipos para que nuestro público tenga donde elegir. Tenemos la firme intención de, más adelante, ir sacando otros tipos de dieta para perder peso que sean diferentes, pues no sólo nos vamos a centrar todo en la paleodieta. Aunque está de moda gracias al crossfit, no nos olvidemos que es una de las muchas teóricas alimenticias que hay presentes hoy en día.

Desayuno

  • 2 claras de huevo (previamente cocidas) o 3 lonchas de jamón serrano.
  • 250ml de leche desnatada
  • 20gr nueces de macadamia

Almuerzo

  • 1 lata de atún al natural 0 100 gramos de pavo o jamón ahumado.
  • 30gr nueces previamente peladas
  • 2 yogur desnatados

Comida

  • Ensalada con 200 gramos de lechuga, espinacas, acelgas (o similares), 1 lata de atún, 2 tomates para ensalada, una cucharada de sal y un chorrito de aceite de oliva.
  • 150 gr de filete de pollo, pavo o cualquier pescado blanco
  • 30gr de nueces previamente peladas

Merienda

  • 150 gr de jamón ahumado, pavo o atún al natural.
  • 1 Manzana

Cena

  • 200 gr de langostinos, bacalao, merluza, pollo, pavo.
  • 30 gr de frutos secos
  • 1 Pera o 2 mandarinas

Consideraciones adicionales sobre la paleodieta para perder peso

Podéis incluir variación en la paleodieta para perder peso, siempre y cuando el bloque alimenticio que sustituyáis equivalga en cuanto a aporte nutricional, es decir, que si sacamos nueces o avellanas, podemos incorporar aguacate o almendras, pues lo que deseamos es que el bloque de grasas naturales esté presente.

En el caso de que realicemos deporte, deberemos incluir dos comidas adicionales, o aumentar la cantidad de las ya presentes.

Pongamos que entrenamos de 17:00-18:00, y hemos comido a las 16:00. En ese caso, es recomendable que la comida sea más fuerte, incluyendo más cantidad de comida (por ejemplo, más lechuga o más pescado) o incorporando algún nuevo alimento con más carbohidratos como alguna pieza de fruta adicional.

Para después de entrenar, ocurre algo similar, donde os recomendamos que incluyáis algún alimento con mayor aporte proteico, o que en el caso de que sustituyáis la merienda o el almuerzo, incorporemos algún batido de proteínas casero bajo en calorías.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Must Read

Rutina anaeróbica

Rutina aeróbica anaeróbica en simulador de escaleras

¿Solo lo pienso yo, o el entrenamiento cardiovascular con máquinas es tan divertido como ver crecer la hierba? Algunos días no me apetece subirme a esa bicicleta estática...
Press militar sentado

Press militar sentado

Remo de pie en polea

Remo de pie en polea