Como eliminar el exceso de piel tras perder peso

0
3120
Eliminar la piel sobrante

En algunos casos, después de la pérdida de peso puede aparecer una nueva molestia sobre la apariencia: el exceso de piel.

Este problema sobre todo aparece cuando se pierde una gran cantidad de peso en poco tiempo.

Si bien es posible resolver el problema con un procedimiento quirúrgico, no todas las personas tienen la condición financiera de pagar los valores de este tipo de operaciones.

¿Porque aparece esta piel?

La piel humana es el hogar de dos tipos de tejidos que hay debajo de él: adiposo (grasa) y el músculo.

Estos dos tejidos presionan la superficie de la piel, lo que hace que se mantenga estirada y tensa antes de que se retire el peso.

Cuando existe un aumento de peso, la piel necesita aumentar de tamaño para que pueda albergar el exceso de grasa que surgió en nuestro cuerpo y aquí es donde empiezan los problemas con respecto al exceso de piel.

Cuando se elimina el exceso de grasa, la superficie de la piel sigue siendo del mismo tamaño.

Todavía tenemos que pensar en el papel que el ejercicio físico tiene sobre la construcción del cuerpo durante y después del proceso de pérdida de peso.

Esto es debido a que el cuerpo humano se forma en un 50% de su composición por los músculos, lo que ayuda a establecer su forma y contorno.

Si durante la pérdida de peso , la persona dedica tiempo a ganar masa muscular, la piel, en consecuencia refugiará músculo en vez de la grasa perdida y podrá mantener así una piel tersa y firme.

Sin embargo, cuando no es así, y no tienes con que sostener la piel, esta se vuelve flácida.

Es por eso que no puedes dedicarte solamente al ejercicio aeróbico. A pesar de que promueve la pérdida de grasa, también promueve la eliminación de la masa muscular, lo que dará lugar a la disminución de los tejidos que sujetan la piel creando flacidez.

Como hemos demostrado en consejos anteriores, entrenar para ganar masa muscular es importante para tanto evitar como camuflar ese exceso de piel después de perder grasa.

El aumento o exceso de piel puede variar de persona a persona ya que depende de factores tales como la edad, el aumento total de peso o eliminado, la masa muscular y problemas genéticos totales.

Veremos a continuación las mejores recomendaciones que os van a servir no solo para prevenir el exceso de piel, sino también para ir perdiendo ese exceso poco a poco.

Pierde peso despacio

La recomendación de la mayoría de los expertos en nutrición es que no se eliminen más de 450 g a 900 g de peso corporal por semana.

Esto puede ser un jarro de agua fría para los que tienen prisa por adelgazar y conseguir el cuerpo de sus sueños, pero vale la pena la espera.

El permanecer dentro de este límite no sólo asegura el mantenimiento del peso perdido, sino también ayuda a que la piel se adapte a la pérdida.

También existe el hecho de que cuando se pierde demasiado peso en poco tiempo, existe un mayor riesgo de no solo perder grasa sino también músculo.

Entrena con pesas

A medida que bajas de peso, es necesario encontrar una manera de mantener o aumentar la masa muscular en tu cuerpo, mientras que la grasa se elimina.

El ejercicio aeróbico colabora con el proceso de quema de grasa pero entrenar con pesas es muy importante para que tus músculos crezcan, pues serán estos los que ocuparán el lugar de la grasa perdida durante el proceso no existiendo exceso de piel.

Comer bien

Ácidos grasos saludables

Bajar de peso después de una dieta de calidad es algo que también ayudará a la salud de tu piel.

Te recomendamos consumir ácidos grasos esenciales que contribuyen al crecimiento del músculo.

Se pueden encontrar en el pescado, aguacates, frutos secos, nueces, semillas de calabaza y avellanas linaza, por ejemplo, o en complementos alimenticios que proporcionan estas sustancias, tales como aceite de pescado o aceite de linaza.

Vitaminas

Complementar la dieta con multivitaminas es otra opción a considerar, ya que siguiendo una dieta ,es difícil asegurar que las dosis apropiadas de estos nutrientes se consuman.

Elegir un medicamento que ofrezca vitaminas A, B, C, E y K, ya que son esenciales para la salud de la piel.

Frutas y verduras

Además, es importante incluir frutas y verduras con antioxidantes como el tomate, pepino y coco, ya que contribuyen a la elasticidad de la piel.

Otra buena alternativa es la remolacha ya que contiene un carotenoide licopeno que aumenta la producción de colágeno y previene la flacidez de la piel.

Es aconsejable que incluyas la soja, verduras de color verde oscuro, mariscos, frutos secos sin sal y los alimentos ricos en vitamina C para aumentar el colágeno de la piel y fortalecer su elasticidad.

Proteínas

También es importante el consumo de una alta cantidad de proteínas en la dieta.

Este nutriente es responsable del crecimiento y la reparación de los músculos, su alto consumo ayudará en la prevención de la pérdida de masa magra.

El requesón, carnes magras y frutos secos son una fuente de proteínas interesantes porque tienen el aminoácido leucina, que cuando se combina con dieta y ejercicio te ayuda a obtener una tonificación muscular más rápida y tonificar la piel floja.

Para aquellos que tienen más de 40 años, la opción podría ser tomar un suplemento que contenga el aminoácido.

En cuanto a la frecuencia de las comidas, la orientación es comer porciones pequeñas varias veces al día, en lugar de alimentarse con grandes cantidades de alimentos en algunas ocasiones.

Beber mucha agua

Beber una buena cantidad de agua cada día es importante porque la epidermis, la capa superior de la piel, se compone principalmente de agua.

Esto significa que el consumo de una buena tasa de agua ayuda a la piel a estar mas hidratada y elástica.

Por otro lado, la deshidratación hace que la piel pierda su elasticidad.

Peor es aún, si se deshidrata durante largos períodos de tiempo debido a que la piel no se recupera de la elasticidad perdida.

Exfoliar tu piel

Exfoliar la piel a diario con un cepillo de cerda estimula la circulación de la piel, elimina la piel muerta y ayuda a llevar los nutrientes esenciales a la misma y mejorar la calidad de producción de colágeno y elasticidad.

Otro factor que ayuda a mejorar la circulación de la piel es recibir cada semana un masaje realizado con movimientos de afloramiento, que se hacen con la palma y pulpa de los dedos.

Evita fumar y el sol

Tanto fumar como un hábito de la exposición al sol perjudica la piel impidiendo la elasticidad y aumentando la deshidratación.

Ten paciencia

Realmente parece demasiado complicado tener que vivir con el exceso de piel por un tiempo, pero es posible que después de un cierto período disminuya.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.