Extensiones en silla romana

0
715
Extensiones en silla romana

Tumbados boca abajo en la silla romana o aparato de extensión de espalda, sacaremos el torso y las caderas fuera de ellas para mantener el cuerpo paralelo al piso.

Desde allí, bajaremos hasta que el tronco forme ángulo de 90 grados con las piernas, y volveremos al punto de partida sin aprovechar nunca el impulso o la inercia.

Los brazos pueden estar detrás de la nuca, o por delante, para facilitar el ejercicio.

Músculos implicados: Músculos de la zona lumbar, isquiotibiales, glúteo mayor