Nutrición Salud

Como mantener la hidratación en situaciones adversas

Hidratación en situaciones adversas

No sólo los climas cálidos o tropicales producen una demanda extra de la capacidad del organismo para mantener la hidratación.

En invierno, por ejemplo, no son tan conscientes de que sudan, pero la necesidad de líquidos sigue siendo la misma y no se debe ignorar. El organismo evapora constantemente el agua, incluso en los climas más fríos, y esta es esencial para los culturistas, ya que es el método principal para mitigar el calor durante el periodo de entrenamiento.

Otro entorno que supone un reto para el ser humano es la altitud. Si vivís y os entrenáis por encima del nivel del mar habréis advertido que el cuerpo tiene más tendencia a deshidratarse.

En realidad, el hecho de que la densidad del aire sea menor provoca que los pulmones tengan que trabajar más y más rápido, tanto es así que perderéis los fluidos debido a la evaporación en el tracto respiratorio. En consecuencia, si ingerís más líquidos en lugares que se encuentran por encima del nivel del mar será una decisión acertada.

Claves para una hidratación eficaz

Aseguraos de empezar el entrenamiento bien hidratados. Bebed 500 mililitros de líquido al menos dos horas antes de realizar ejercicio.

Durante las sesiones, ingerid algo de líquido antes de empezar y bebed entre 125 y 250 mililitros cada 10 o 20 minutos.

Os debéis marcar el objetivo de rehidratar al menos en un 80% la pérdida de líquidos por medio de la transpiración corporal durante los entrenamientos.

Para las sesiones de intensidad moderada o baja de menos de una hora de duración tan sólo necesitaréis agua para suministrar al organismo de fluidos. Sin embargo, para las sesiones largas de intensidad alta necesitaréis una bebida deportiva con un contenido del 8% de carbohidratos para incrementar la tasa de absorción de líquidos. Además, aporta más energía, retrasa el agotamiento y potencia el rendimiento. Las bebidas hidratantes, es decir, las que contienen carbohidratos (energía), son un recurso excelente para la rehidratación rápida y la recuperación.

El consumo de entre 30 y 60 gramos de hidratos de carbono por hora puede equilibrar los
niveles de azúcar en sangre, y mejorar el rendimiento de las sesiones largas.

Otras formas de hidratarse

Además de los mencionados, existen otros métodos de los que se sirven los culturistas para
favorecer la hidratación, mientras eliminan los líquidos y mantienen el aspecto del músculo y de la piel estriado y al mismo tiempo saludable.

La aplicación de una loción hidratante en las áreas de exposición contribuye a mantener la hidratación y a evitar la evaporación excesiva.

Por otro lado, es aconsejable llevar ropa que transpire, puesto que propicia la ventilación, lo que contribuye a que el cuerpo respire de manera natural y mantenga una temperatura normal.

Debéis recordar que el punto clave de la hidratación es que en cualquier clima en el que viváis u os entrenéis, e independientemente de vuestro objetivo, somatotipo, edad, peso u otros factores físicos, tenéis que hacer especial hincapié en los líquidos y en su influencia, puesto que es la clave para cumplir vuestros objetivos físicos a corto plazo y para prolongar la salud a largo plazo.

Informaos y comprended los diversos tipos de bebidas hidratantes que podéis encontrar en el mercado (su composición de azúcar, el contenido de partículas y su efecto beneficioso), ya que así optaréis por la elección más inteligente y eficaz y mejoraréis la hidratación.

Deja tu Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.